La calidad del servicio ¿un mito?

Cuando hablamos de servicios, nos tenemos que referir, queramos o no a la calidad de los mismos. Por allí dicen muchos que eso de la calidad de los servicios es un mito, pues como necesitamos satisfacer una necesidad dejamos de un lado las actitudes de los que proveen, solo para quedar satisfechos. Ahora bien ¿estamos verdaderamente satisfechos?

A verdad es que no, no estamos satisfechos. Si, recibimos el servicio, pero no nos sentimos, en la mayoría del caso cómodo, o comprendido, pareciera más bien que ellos nos están haciendo un favor y que está prohibido quejarse. Sobre todo pasa en las grandes empresas en donde, simplemente no hay alguien con quien quejarse de manera ejecutiva y por tanto parece que estamos condenados a soportar el abuso de su grandiosidad.

Sí, no hay dudas de que las empresas más grandes abusan de lo importante en tamaño que son para hacer y deshacer con nosotros, aunque esto sea algo verdaderamente lamentable.

Ahora bien, con la oferta de servicios tan bien mejora la calidad, de eso no hay duda, en un país con muchos proveedores, hay un mayor interés por dejar satisfechos a sus clientes más allá de la satisfacción del servicio propiamente dicho.

No debe ser un mito y siempre que podamos debemos exigir  un buen trato en todas las empresas de servicio, recuerda que tú eres quien paga, y mientras tengas un problema y lo canalices de buena manera, ellos deberían estar en la obligación de responderte oportunamente.